Claves y consejos para evitar conductas sexuales de riesgo

El sexo debe ser libre y estar desprovisto de complejos para poder disfrutarlo al máximo, pero esto no significa que debamos bajar la guardia y arriesgarnos a practicar relaciones sexuales sin seguridad. A continuación te contamos las claves y consejos principales que debes tener en cuenta para poder llevar una vida sexual agradable y satisfactoria libre de conductas sexuales de riesgo.

Usar anticonceptivos

El primero de los consejos que debes tener en cuenta si quieres evitar conductas sexuales de riesgo es que debes utilizar anticonceptivos. Es importante valorar que el preservativo femenino suele presentar más fallos que los anticonceptivos hormonales, porque estos últimos son capaces de regular los ciclos de fertilidad femeninos, con lo que previene los embarazos no deseados. Tomando anticonceptivos de forma correcta su eficiencia es de casi el cien por cien según los expertos. Del mismo modo, existen otras alternativa para tener sexo seguro como el anillo vaginal o los dispositivos intrauterinos.

Utilizar preservativo

Ahora bien, el uso de otro tipo de anticonceptivos no debe eximir del uso del preservativo, sobre todo si nuestra pareja tiene relaciones con otras personas, si nosotros las tenemos o si no tenemos pareja y solemos tener relaciones sexuales frecuentes. Los condones y preservativos son la mejor alternativa para prevenir los embarazos y los contagios sexuales. Es por este motivo que es importante hablar con nuestra pareja y con las personas con las que vayamos a mantener relaciones y que exijamos siempre su uso, sin ser flexibles en este punto, sobre todo si no se trata de parejas fijas.

Como nos han explicado las profesionales de https://madurasbarcelona.com/, sin duda esta es una de las claves indispensables para poder tener relaciones sexuales seguras y minimizar los riesgos de cualquier tipo de contagio o embarazo no deseado. Además, es importante utilizar siempre condones en buen estado, abrirlos evitando los riesgos de rotura, guardarlos con seguridad y en general asegurarnos de que van a ser efectivos y vamos a poder usarlos de manera eficiente sin contratiempos de ningún tipo.

Decir no al sexo de alto riesgo

Por otro lado, es fundamental decir siempre no al sexo de alto riesgo. Da igual que sea nuestra pareja o que se trate de una persona en la que tengamos confianza y nos diga que está sana y no tiene ningún problema ni enfermedad sexual. Es fundamental tomar precauciones en todo momento y nunca debemos jugárnosla ni tener sexo de alto riesgo, porque nunca sabemos con seguridad con quién ha podido estar esa otra persona.

Además, es importante valorar que el riesgo es básicamente cuando se realiza penetración vaginal sin condón, pero también cuando se realiza una penetración anal sin preservativo. Del mismo modo, también es alto riesgo el tener más de una pareja sexual, sobre todo si no se utilizan anticonceptivos físicos. Si solemos tener relaciones sexuales solamente con nuestra pareja o con la misma persona, pero esta persona sí ha participado en juegos de riesgo, también se considera sexo de alto riesgo y tenemos derecho a saberlo para poder prevenir enfermedades.

La higiene es fundamental

Por otro lado, también es fundamental mantener siempre una correcta higiene, tanto durante las relaciones sexuales como durante el resto de nuestro día a día. Si bien muchas enfermedades no se transmiten con los besos, siempre existe riesgo si tenemos algún tipo de herida en la boca. Del mismo modo, resulta clave no cepillarse los dientes después de tener sexo oral (es mejor esperar un poco) y es importante prevenir el contacto de las zonas sexuales con heridas en la piel, y lavarse siempre las manos después de tocar nuestros genitales o los de nuestra pareja sentimental o sexual.

Visitar el médico de forma regular

Además, también nos parece importante el visitar el médico de forma regular. Realizándonos pruebas médicas relativas a nuestra salud sexual de forma regular podremos manejar mejor nuestra sexualidad, siempre de manera más eficiente. Existen muchas clínicas gratuitas diferentes en las que podremos realizarnos pruebas de ETS o VIH si tenemos problemas económicos, así como valorar si tenemos algún tipo de infección. Esto es fundamental si tenemos una vida sexual activa y mantenemos relaciones con muchas personas diferentes, porque nos permitirá mantenernos saludables y no poner en riesgo la salud de otras personas.

Dejar claros los límites

Finalmente, también nos parece fundamental dejar siempre claros los límites, tanto con nuestra pareja como con las parejas sexuales eventuales que podamos llegar a tener. Nuestra pareja debe estar siempre de acuerdo con los juegos que vayamos a realizar y debe existir el consenso. Del mismo modo, es fundamental también dejar claro desde el principio el tema de las medidas de precaución y resulta fundamental tener siempre una mínima confianza en la otra persona, dejando claro desde el principio que queremos tener sexo libre pero seguro.