Qué es el sexting

Las nuevas tecnologías han propiciado multitud de modas nuevas, sobre todo entre los más jóvenes. Una de las más populares que encontramos a día de hoy es el sexting. Si no sabes de qué se trata y te gustaría conocer qué es y por qué se ha vuelto tan popular en los últimos tiempos sigue leyendo porque a continuación nuestros expertos te cuentan todas las claves para saber qué es eso del sexting.

¿Qué es el sexting?

Hace ya varios años que las nuevas tecnologías están revolucionando la forma en que los seres humanos nos comunicamos y relacionamos con otras personas. Sobre todo entre los jóvenes, estas tecnologías y las redes sociales tienen una gran influencia y una de las últimas tendencias que cada vez se está volviendo más famosa es el sexting, que se extiende poco a poco entre los más jóvenes por las redes sociales y sobre todo por las apps de mensajería instantánea como por ejemplo WhatsApp o Snapchchat.

Sobre todo los jóvenes hacen sexting con apps como Snapchat o similares en que el mensaje se autodestruye después de enviarlo o cuando pasa algo de tiempo. El sexting no es nada nuevo en realidad porque consiste en hacerse fotos desnudos o provocativas para enviarlas a una persona de confianza o alguien con quien una persona está flirteando. Los jóvenes encuentran como principal garantía que si los mensajes se autodestruyen y no se pueden hacer capturas de pantalla no pasa nada por enviar estas fotos, aunque hay quienes lo extienden a otras apps menos fiables o con menos garantías y sin duda se trata de una práctica que entraña bastantes riesgos, porque realmente no sabemos en quién podemos confiar en un contexto altamente tecnológico en el que cualquier fotografía puede hacerse viral rápidamente.

El nombre de esta nueva tendencia es cuanto menos curioso, ya que deriva de sex y de texting (mensajear) y sin duda se trata de un boom que no para de crecer, sobre todo entre los adolescentes que no suelen ver el riesgo de este tipo de cosas. Primero el texting era simplemente enviar mensajes con características especialmente sexuales pero con el paso del tiempo, conforme han ido evolucionando los teléfonos se ha ido avanzando cada vez más y se han pasado a popularizar los vídeos y las fotos sexuales.

Aunque como indicábamos anteriormente los jóvenes nunca suelen ver el riesgo que este tipo de prácticas suelen entrañar la verdad es que pueden llegar a ser peligrosas para cualquier persona porque no sabemos a quién estamos enviando nuestras fotos, dónde pueden ir a parar o cual puede ser su destino final con lo que sin duda es una práctica un riesgo muy alto.

Este juego puede estar bien para los adultos que lo hagan desde el anonimato y sin mostrar nunca sus rostros ni nada que les identifique, como un juego con alguien que conozcan por ejemplo en esta sala de chat de sexo en terrachat.es. En estos casos puede ser interesante y hasta divertido, pero los jóvenes deben tener mucho cuidado con estas prácticas y hacerlas con algo más de conocimiento y picardía para evitar futuros problemas.

Este tipo de fotos pueden llegar a causar daños psicológicos muy graves a cualquier persona joven que piense que no pasa nada por enviarlas a la que, por ejemplo, en ese momento es su pareja, pero sin duda esto podría llegar a convertirse como decimos en un gran problema si las fotografías van a parar a otro lugar finalmente.

Entre el diez y el veinte por ciento de personas han recibido o enviado este tipo de fotos. Muchos son jóvenes menores de quince años. Algunos/as dicen compartirlas por “chulería” mientras otros/as lo hacen porque sus parejas se lo piden. Si esto se quedara aquí, aunque los expertos consideran que estos jóvenes son pequeños para hacer esto, realmente no sería grave. El problema es que la mayoría de jóvenes deciden compartirlas entre sus amigos e incluso colgarlas en la red después de una ruptura con lo que sin duda esto puede ser peligroso para cualquier joven y se debe hacer siempre con mucho cuidado para evitar problemas.